Consiste en que los actos realizados por las personas con las que convivimos en una sociedad deben ser conforme a ley, siguiendo las normas establecidas por las autoridades de nuestro país.